Los bebés y niños hasta cierta edad, se duermen sin pensar en el mañana. Lo entendemos como: ” …son niños …”.

La explicación más acurada es la siguiente.

Ellos aún tienen esa confianza de que están protegidos por la naturaleza, por la vida, por el destino, por el universo,…

Tienen absoluta confianza en que mañana tendrán el mejor día para ellos, sin juzgar, ni padecer, ni cuestionar nada.

Saben inconscientemente que todo es como ES, que ES así. Lo viven y ya está. Aún se sirven de su corazón, su instinto, sin entrar la mente.

TIENEN ABSOLUTA CONFIANZA DE SÍ MISMOS, SIN SABERLO.

Los adultos creemos estúpidamente que pensando, acertamos las cosas, y que los sucesos de nuestras vidas son porque nosotros lo hemos pensado y decidido.

Si recordais momentos de mucha importancia en vuestras vidas, ya sean buenos o malos, veis como no pensasteis que pasaría en ese momento, veis como ocurrió en un momento inesperado ??!!

Aquí lo teneis, DORMIROS COMO UN BEBÉ cada vez, dejar que la vida se mueva para vosotros, sin temer nada en absoluto.

Al estar tan descansados, porque el sueño por descontado será mucho más reparador, podréis confiar en vuestra vida, saber que está en manos del Universo. Podreis degustar que os ha preparado el destino, es decir, ES LO MEJOR que os podría haber pasado.

DISFRUTADLO Y AGRADECEDLO COMO LOS BEBÉS Y NIÑOS

SENTIR ESA SENSACIÓN DE PLACER, DE CALMA, DE SOSIEGO, DE SATISFACCIÓN…

 

ANNA