Percibe tu sabiduría interna y transmítela con tus manos.

Aunque te falte la confianza, de que eres capaz de hacerlo,

yo te ayudaré a conseguirlo.

QUIERO ENTRAR A LA WEBINAR GRATUITA

Todos tenemos la capacidad de percibir con nuestras manos. Lo único es que, NO nos han enseñado a hacerlo.

Simplemente, hay que dejar que la sabiduría interna, nuestro médico interno, actúe.

Y para sanar, daremos AMOR que es lo que sabemos hacer mejor.

Seguro que lo primero que te viene a la cabeza es:

  • ¿Voy a ser capaz de  percibir  con mis manos?

  •  ¿Le puedo hacer daño a mi hijo sin querer?

  •  Lo que tiene mi hijo es muy grave…y quizás esto no es suficiente…

Pues yo te digo que sí que eres capaz,

ya que es un talento que tenemos todos, es como el olfato, el oido, la vista, el TACTO.

Y solo con poner intención de bondad y amor, es suficiente.

¿Crees entonces, que serás capaz de ayudar a sanar a tu hijo?

Por eso quiero mostrarte tus capacidades, que aún no sabes que tienes, en una clase en directo gratuita.

  1. Allí te sorprenderás de tu poder como Madre

  2. Serás feliz con tu hijo de ahora en adelante

  3. Tu hijo crecerá fuerte

  4. Con confianza

  5. Con un organismo físico, mental y emocional despierto

  6. Consciente, para conseguir su misión de vida, fácilmente el día de mañana.

  7. Te sentirás orgullosa de él/ella y de ti.

Serás la Madre que has venido a ser.

Todo esto te lo explicaré con todos los detalles tranquilamente el dia de la webinar.

Te apuntas?

TENGO GANAS DE VER LA WEBINAR GRATUITA

Porque creo que puedo ayudarte…

Tengo dos hijos varones. El mayor, no durmió 4 horas seguidas hasta que tubo 4 años.
A los tres añitos se quedó con un 7% de visión, casi ciego, y lo tuvimos que operar.
Es superdotado, que es más que una alta capacidad, se caracterizan por que son tant inteligentes que se sienten superiores incluso que sus padres, nadie en este mundo los puede ayudar. Esto les lleva a sentirse solos de tal manera que a veces actuan agresivamente, y luego les viene la frustración por haberlo hecho.
Lo pasan muy mal y los padres también porque ven a su hijo sufrir sin poderlo ayudar.

O sea que os entiendo perfectamente.
Mi hijo ahora es una gran persona y sabe gestionarse perfectamente bien.
Él ha sido mi Maestro y yo, si necesitais, os ayudaré a vosotros/as.